¿Cómo anticiparse a la crisis?


Actualizado: 20 octubre, 2023 | Tempus Quality |
Comparte este artículo:

La economía global está en constante cambio, lo que significa que las empresas deben estar preparadas para anticiparse a la crisis y así poder enfrentar situaciones económicas y financieras impredecibles. Para lograrlo, es fundamental que las empresas se enfoquen en estructurar y dimensionar su sociedad de manera efectiva.

Algunas estrategias clave son: realizar análisis de riesgos regulares para identificar vulnerabilidades; mantener suficiente liquidez y líneas de crédito disponibles; diversificar operaciones, productos y mercados; planificar escenarios y tener planes de contingencia listos para activarse rápidamente; invertir en innovación y mejora de procesos para volverse más ágil y eficiente; y capacitar a los equipos para gestionar crisis y adaptarse a nuevas condiciones.

Índice

Crisis económicas y financieras impredecibles

En los mercados y en la economía global, es común que la actividad económica se vea afectada por diversos factores, como proliferación de normas, sus variaciones continuas, la innovación tecnológica, los desastres naturales, las fluctuaciones del mercado y las crisis económicas, entre otros.

Por esta razón, es esencial que las empresas se adapten a los cambios del mercado y se preparen para enfrentar situaciones adversas como una crisis económica. La adaptación a los cambios del mercado implica contar con una estructura flexible y adaptable, que permita a la empresa en crisis ajustarse a las nuevas condiciones económicas.

En este sentido, es importante que las empresas tengan un buen sistema de control interno y analicen sus costes variables de manera que puedan ajustarse a los cambios sin incrementarse significativamente. Los costes fijos deben ser optimizados al máximo y debe tenerse en cuenta en todo momento que ingresos indirectos están generando esos costes de estructura.

Los costes variables se optimizarán a través de la mejora y automatización de procesos. La incorporación inteligente de tecnología puede actuar directamente sobre la reducción de los costes variables.

Los costes de una empresa deben ser variables

Los costes variables son aquellos que están directamente relacionados con la producción o la venta de un producto o servicio. En un entorno de inestabilidad gran parte de los costes totales deberán ser variables mediante procesos de subcontratación si bien preservando los activos y procesos estratégicos dentro de la empresa.

Los costes fijos en la actividad económica

Por otro lado, los costes fijos son aquellos que no varían con los cambios, como el alquiler o los salarios de los empleados. En tiempos de menor actividad como una crisis, los costes fijos pueden ser una carga financiera para la empresa, lo que dificulta su adaptación a los cambios económicos. Por lo tanto, es importante que los costes fijos se mantengan al mínimo posible y se ajusten a las necesidades de la empresa.

Estructuración y dimensionamiento en entornos cambiantes como una crisis

La actividad económica puede variar significativamente, por lo que es importante que las empresas se adapten a estos cambios en su estructura empresarial. Las empresas pueden ajustar su estructura para reducir costes y aumentar la eficiencia. Para lograrlo, es fundamental tener una buena gestión de los recursos y la capacidad de ajustar los costes en función del contexto económico.

Mejores prácticas para estructurar y dimensionar una empresa ante una crisis

Para estructurar y dimensionar una empresa de manera efectiva, es importante considerar una serie de factores que pueden afectar su éxito en un entorno económico cambiante. Aquí se presentan algunas de las mejores prácticas para lograrlo:

  • Definir la estructura organizativa adecuada: Una empresa bien estructurada debe contar con una organización con personas cualificadas que tengan bien delimitadas sus funciones y que las mismas estén alineadas con los objetivos generales de la empresa y estos a su vez con la estrategia global. Asimismo, los procesos deben estar bien definidos, con aplicación inteligente de la tecnología. Todo ello garantiza una toma de decisiones más rápida y eficiente, lo que es especialmente importante para anticiparse a una crisis.
  • Establecer objetivos claros y medibles: Las empresas deben definir objetivos a largo y corto plazo que sean claros, medibles y realistas que habrán de estar alineados con la estrategia de la Cía como hemos comentado. Además, estos objetivos deben ser revisados y actualizados regularmente para adaptarse a los cambios en el entorno empresarial.
  • Gestionar eficientemente los recursos: Una buena gestión de los recursos es esencial para el éxito empresarial. Esto implica una gestión eficiente de los recursos financieros, humanos y materiales, así como una optimización constante de los procesos empresariales.
  • Fomentar una cultura empresarial sólida: Una cultura empresarial sólida y positiva puede ser un factor determinante en la adaptación de una empresa a los cambios en el entorno empresarial. Esto implica fomentar una comunicación abierta, una actitud positiva y un enfoque en la innovación.
  • Definir una estructura financiera sólida: Una estructura financiera sólida es fundamental para la estabilidad financiera de una empresa. Esto implica una gestión efectiva del flujo de caja, una gestión adecuada de la deuda y sobre todo una capacidad de financiación flexible en el corto plazo para abordar los cambios en el corto plazo que se produzcan en la demanda.
  • Planificar medidas de contingencia: Es importante establecer medidas de contingencia para enfrentar situaciones económicas y financieras impredecibles. Esto puede incluir la diversificación de las fuentes de ingresos, la reducción de costos y la implementación de planes de emergencia.

En conclusión, estructurar y dimensionar una empresa de manera efectiva implica una revisión constante de la estructura de costes, de las variaciones del mercado y de la incorporación de la tecnología a los procesos. Además, es importante estar preparado para enfrentar situaciones impredecibles mediante la implementación de medidas de contingencia adecuadas y una capacidad extra de financiación que esté siempre disponible. Siguiendo estas mejores prácticas, las empresas pueden adaptarse mejor a los entornos económicos cambiantes y lograr el éxito a largo plazo.

Medidas para afrontar una crisis financiera en la empresa

Cuando te enfrentas a dificultades financieras, hay varias medidas que puedes tomar para ayudar a mitigar la situación. Lo primero que debes hacer es hacer una foto financiera de la situación de tu empresa, la auditoría de cuentas es el método más eficaz para ello. El 75% de la solución está en un buen diagnóstico.

Procesos preconcursales

Los procesos preconcursales son medidas que se toman cuando una empresa está experimentando dificultades financieras, pero todavía no ha llegado a la situación de concurso de acreedores.

El objetivo de estos procesos es anticiparse a la crisis y evitar el concurso de acreedores y buscar una reestructuración financiera que permita a la empresa superar la situación difícil.

En general, estas medidas pueden incluir la renegociación de acuerdos con los acreedores, la venta de activos no esenciales, la eliminación de costes innecesarios y la implementación de planes de viabilidad para mejorar la rentabilidad de la empresa.

A continuación, se presentan los pasos que se deben seguir en un proceso pre concursal:

  • Evaluación de la situación financiera de la empresa.
  • Identificación de las áreas problemáticas y establecimiento de medidas correctivas.
  • Renegociación de deudas con los acreedores.
  • Reestructuración de la deuda.
  • Venta de activos no esenciales para reducir costes y mejorar la liquidez.
  • Revisión de la estructura empresarial para hacerla más eficiente y rentable.
  • Mejora de la gestión financiera de la empresa.
  • Elaboración de un plan de viabilidad y reestructuración de la empresa.

Es importante destacar que estos pasos pueden variar dependiendo de la situación específica de cada empresa y que siempre es recomendable contar con la asesoría de profesionales especializados en consultoría financiera. Además, es fundamental que los procesos pre concursales se lleven a cabo con transparencia y que se informe a los acreedores sobre las medidas que se están tomando para evitar la declaración de concurso de acreedores.

Concurso de acreedores

Por otro lado, el concurso de acreedores es un proceso judicial que se inicia cuando una empresa no puede cumplir con sus obligaciones financieras. El objetivo principal del concurso de acreedores es proteger a los acreedores y buscar una solución para el problema financiero de la empresa.

Cuando se declara el concurso, se suspenden las obligaciones de pago de la empresa y se nombra a un administrador concursal para gestionar la empresa. En función de la situación financiera de la empresa, el administrador puede buscar una solución que permita la continuidad de la empresa o puede optar por la liquidación ordenada de los activos para pagar a los acreedores.

Estos son los pasos generales para un concurso de acreedores:

  • Evaluación de la situación financiera: La empresa debe realizar una evaluación completa de su situación financiera para determinar si el concurso de acreedores es la mejor opción para su situación. Esto implica analizar los ingresos y gastos, así como la deuda total y los activos disponibles.
  • Contactar con un abogado especializado: El siguiente paso es contactar con un abogado especializado en concursos de acreedores para que guíe a la empresa a través del proceso. El abogado también puede ayudar a determinar si el concurso de acreedores es la mejor opción y cómo presentar la solicitud.
  • Presentar la solicitud de concurso de acreedores: La empresa debe presentar la solicitud de concurso de acreedores en el juzgado competente. La solicitud debe incluir información detallada sobre la situación financiera de la empresa y la razón por la que se solicita el concurso de acreedores.
  • Nombramiento del administrador concursal: Una vez presentada la solicitud, se nombra a un administrador concursal que será responsable de la gestión de la empresa durante el proceso de concurso de acreedores. El administrador concursal debe ser un experto en la materia y estar debidamente acreditado.
  • Comunicación con los acreedores: Una vez nombrado el administrador concursal, se deben comunicar los detalles del concurso de acreedores a los acreedores de la empresa. Esto incluye enviarles una notificación oficial y organizar una reunión para discutir los detalles del proceso.
  • Elaboración de un plan de pagos: El administrador concursal debe elaborar un plan de pagos para los acreedores de la empresa. Este plan debe detallar cómo se pagará la deuda y en qué plazo.
  • Aprobación del plan de pagos: El plan de pagos debe ser aprobado por la mayoría de los acreedores de la empresa para que sea válido. Si el plan es rechazado, se deben buscar alternativas para resolver la situación financiera de la empresa.
  • Liquidación de los activos: Si la empresa no puede pagar su deuda a través del plan de pagos, se pueden liquidar los activos de la empresa para pagar a los acreedores. El administrador concursal debe asegurarse de que se vendan los activos al precio justo para maximizar el valor de los mismos.
  • Finalización del proceso: Una vez que se han pagado todas las deudas y se han liquidado los activos, el proceso de concurso de acreedores se da por finalizado y la empresa puede continuar su actividad o, en algunos casos, cerrar definitivamente.

El proceso de concurso de acreedores implica una evaluación financiera exhaustiva por parte de la empresa, seguida de la búsqueda de asesoramiento legal especializado.


Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Artículos relacionados

Persona trabajando

Control interno en el ciclo de compras y pagos en pymes
Personas cobrando

Control interno en el ciclo de ventas y cobros en pymes
Imagen del edificio de Wall Street

Fundamentos del control interno en PYMES
Personas trabajando

¿En qué se diferencian gestoría, asesoría y consultoría? Profundizando en los puntos clave
Expertos en informes de valoración trabajando

Informes de valoración: La mejor inversión
Gráfico de crisis económica

Riesgo vs oportunidad: qué estrategia empresarial seguir para anticiparse a la crisis
Personas interactuando con software

¿Qué sistemas de información necesita una empresa para su éxito?


¿Qué es un balance de situación de una empresa y cómo se realiza?
Persona revisando los números de una talbet

Valoración de empresas: ¿En qué situaciones es útil y cómo hacerla?
Chica mirando la letra pequeña de una hoja con una lupa

¿Qué es una auditoría laboral?


¿Cómo hacer un informe de auditoría interna?
Reunión sobre objetivos y funciones

Control interno en una empresa: objetivos y funciones

Consigue tu subvención !

Si estás interesado en solicitar alguna subvención o, simplemente, tener información sobre las convocatorias abiertas de las que puedes beneficiarte, no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el formulario y nuestros expertos te contactarán rápidamente.